Botswana

Paraíso de la vida salvaje africana

Botswana

 

Botswana, paraíso de la vida salvaje africana, donde vivirás un safari en contacto íntimo con una naturaleza virgen, que cada día te proporcionará nuevas sorpresas y experiencias, siempre inolvidables.

 

Tierra de bosquimanos y con enormes superficies sólo habitadas por la vida salvaje africana, en medio de este especial y aparentemente árido entorno, aparece el DELTA DEL OKAVANGO . Este poderoso río nace en Angola y realiza un largo recorrido en Namibia, pero en un punto de su recorrido, de forma caprichosa realiza una curva para abrirse en una miríada de canales que vuelcan sus aguas en el desierto del Kalahari.

La RESERVA CENTRAL DEL KALAHARI, la zona protegida más grande del país, con una extensión de casi 53.000 km2, es apta para los amantes del desierto y la aventura. Absolutamente alejado de cualquier indicio de civilización, adentrarse en el Kalahari es una prueba de supervivencia cuyo premio es disfrutar de una vida salvaje adaptada a este árido y especial hábitat. Leones de melena negra, elefantes, jirafas, oryx, springboks, suricatas, avestruces… demuestran que la vida siempre es posible.

Y al este de la Reserva del Kalahri se encuentra el complejo de Makgadikgadi, que es regado en su extremo oeste por el río Boteti, canal del Delta del Okavango que llega hasta aquí, y que en su mitad este está ocupado por los enormes salares de Sua y Ntwetwe, que son el destino migratorio de miles de cebras y ñus una vez al año. Durante la época de lluvias los salares se cubren de agua creando un paraíso para la vida salvaje: agua, sales y pasto.

Delta del Okavango

Desde hace 2 años declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Delta del Okavango es un hábitat único en el mundo que cubre una superficie que oscila entre los 6.000 y más de 12.000 km2 en un paisaje único de canales, islas, planicies aluviales… en el que viven numerosas especies de vida salvaje (elefantes, antílopes acuáticos como sitatungas, red letchwes, bushbacks, cocodrilos del Nilo, miles de hipopótamos, leones…), y que cambia constantemente cuando sus aguas reciben la crecida del Okavango.

Pero si bien la estrella del país es el Delta del Okavango, el norte ofrece otras 2 grandes joyas para los amantes de la naturaleza y la vida salvaje africana: la Reserva de Moremi y el parque Nacional Chobe.

Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
Botswana
Botswana
press to zoom
1/4
Reserva de Moremi
La verdadera aventura
Parque Nacional de Chobe
PN Chobe

La mitad oeste de la Reserva de Moremi está ocupada por una parte del Delta del Okavango con su especial paisaje de canales principales y secundarios, y sus islas, siendo la más grande la denominada Chief’s Island, probablemente la zona más aislada y exclusiva para los amantes de naturaleza pura y salvaje.

 

La mitad este de Moremi dominada más por tierra firme, pero afectada por inundaciones desde los canales del Delta, es una de las regiones de África con mayor concentración de especies de vida salvaje: todos las especies de depredadores tienen aquí su territorio y la gran variedad y abundancia de especies de herbívoros les proporcionan todo el alimento que necesitan, siendo posible ver en el mismo día leones, leopardos, hienas y perros salvajes. Estos últimos, que estando en serio peligro de extinción en toda Africa,

La otra gran joya de la naturaleza en el norte de Botswana: el Parque Nacional Chobe. Esta enorme extensión de 11,700 km2, es el tercer parque nacional más grande de Botswana, después del Kalahari y el Kgalagadi.

 

En él se distinguen varias áreas.. Al sur encontramos la Depresión de Mababe, una enorme extensión antiguamente cubierta por un gran lago, y escenario de los movimientos migratorios que se producen entre el norte y el sur del país siguiendo el ciclo de las lluvias.

 

Al norte se encuentra la zona de Savute, región  famosa por su gran concentración de elefantes, sus manadas de leones, protagonistas de numerosos documentales, y la gran concentración de leopardos.

 

La experiencia de safari en Savute es siempre dramática e inolvidable. Aquí la lucha por la vida se muestra cruda y extremadamente bella en su dureza: durante la temporada de lluvias los humedales de Savute se llenan de manadas de todas las especies de herbívoros dando a luz y ofreciendo tiernas imágenes en un marco verde y lleno de vida, y durante la temporada seca los herbívoros buscan desesperadamente el poco agua de la zona donde muy habitualmente los depredadores simplemente esperan. Y claro, el león es el rey en este entorno..

 
Por qué Botswana como destino de safari

> País nunca colonizado ha mantenido su naturaleza sin apenas influencia humana hasta inicios del siglo XX.

> Desde la independencia del país, con la creación de las primeras reservas y parques nacionales, la política del Gobierno ha sido siempre extremadamente conservacionista, estableciendo desde el inicio una política de turismo de bajo impacto medio ambiental: muy pocas personas viviendo una experiencia muy exclusiva y pagando mucho dinero.

> Durante un safari en Botswana la mayor parte del tiempo disfrutarás de los avistamientos sin más vehículos alrededor.

> La vida salvaje está acostumbrada a la presencia de coches, que siempre son muy pocos, y está relajada. Esto permite disfrutar de los safaris en vehículos abiertos con una total proximidad a la vida salvaje.

 

> La riqueza de fauna salvaje y aves, tanto en especies como en cantidad, es de las mayores de África.

 

> Hay una gran variedad de hábitats, incluido el hábitat único en el mundo del Delta del Okavango.